Cómo alimentarnos mientras rodamos en bicicleta

Si pretendemos ser más exactos, dependiendo de la intensidad del ejercicio, se debe consumir aproximadamente entre 0,3 y 0,6 gr. por kg de peso corporal y hora. Un ciclista de 75 kg. sobre la base de 0,3 gr. = 25 gr. hora y sobre la base de 0,6 gr. = 45 gr. hora.

Nuestro organismo no puede asimilar cualquier cantidad de hidratos de carbono. Aunque los últimos estudios han demostrado que si el transportador de estos carbohidratos es la fructosa en vez de la glucosa podríamos llegar a metabolizar hasta 90 gramos.

Como vemos, utilizamos entre 45 min ó una hora como tiempo aproximado para alimentarnos, esto no tiene porque ser exacto en todos los casos, porque puede depender de muchos factores: 1. Si hemos desayunado convenientemente para la ocasión recargando nuestro hígado de glucosa. 2. Si la semana anterior hemos incorporado a nuestra alimentación carbohidratos de alto índice glucémico. 3. de la intensidad de nuestra salida. 4. De la duración de la misma. 5. Si el día anterior hemos tenido un entrenamiento más o menos exigente y al finalizar hemos repuesto correctamente nuestros depósitos de glucosa, etc.

El dulce de membrillo, las pasas, el plátano, los geles, las barritas y las galletas con miel son un buen aporte energético en nuestras salidas. Las bebidas energéticas nos ayudarán no solo a asimilar más fácilmente los carbohidratos sino que además nos reponen el sodio que perdemos cuando rompemos a sudar. Otra opción podría ser añadir de 30 a 40 gr de glucosa líquida en un bidón de 500 ml de agua. Y si la opción es elegir un preparado para nuestro bidón, debemos seleccionar un producto que tenga una proporción del 6 a 8 % de carbohidratos.

Tenemos que tener mucho cuidado en los avituallamientos. Los carbohidratos de alto índice glucémico no son compatibles ni con las grasas ni con las proteínas no con el exceso de fibra, por lo tanto, frutos secos, sándwich de jamón y queso, tortillas y otros productos que solemos ver en los avituallamientos podrían ayudarnos a llegar más fácilmente a una hipoglucemia.

Minutos después del entrenamiento es muy importante no olvidarnos de ingerir nuevamente carbohidratos, incluso aunque nuestra salida no haya sido muy exigente. Siempre es necesario reponer los depósitos hepáticos que son los que nos abastecen de glucosa al organismo, de lo contrario destruiremos más músculo.

Español