Bkool o Zwift ¿Cuál es la mejor opción para combatir tus entrenamientos en rodillo?

Las plataformas Zwift y bkool están en boca de todos en esta cuarentena, desde deportistas profesionales hasta aficionados llevan hablando semanas de estas plataformas, pero, ¿Cuál es mejor? Intentamos ayudarte a elegir. 

Bkool que se inició en este mundo creando sus propios rodillos junto al software pero hace poco cedió a Zycle la fabricación de los rodillos y ellos se han centrado en desarrollar el software de la plataforma virtual de entrenamiento más conocida. 

Zwift es una plataforma de entrenamiento que es compatible con casi todos los rodillos que se encuentran el mercado, y está ganando popularidad gracias a que ciclistas profesionales se han suscrito a su plataforma y han dado opinión positiva sobre ella.
Pero, ¿cuáles son las diferencias? Bkool destaca porque ofrece a sus suscriptores, circuitos, rutas, recorridos y trayectos con una versatilidad infinita, tan solo has de subir el track GPS y replicar el circuito de tus entrenamientos habituales o poder subir los puertos más exigentes del Tour de Francia, Giro de Italia o Vuelta a España. De por si Bkool ofrece una inmensa cantidad de recorridos reales de todo el mundo, visualizados en la pantalla bien a través de vídeos grabados o de recorridos de 3D. Bkool además, ofrece la experiencia de correr y entrenar en el velódromo.

Por su parte, Zwift cuenta con un reducido número de circuitos virtuales, pero con una gran vertiente social. Zwift cuenta con numerosos eventos en funcionamiento constante a los que el usuario se puede incorporar en cualquier momento, entrando en competición con jugadores de todo el mundo. Se puede así incorporar a pelotones de diferentes niveles y cuyos datos (potencia, cadencia, velocidad) se pueden visualizar por el resto para comparar diferentes rendimientos. 

Ambas plataformas son de pago, y debes adquirir su versión pro, para poder acceder a todas sus opciones. Bkool va más dirigida a ciclistas aficionados que quieren simular entrenamientos por circuitos y recorridos de todo el mundo, mientras que Zwift va dirigida a usuarios un poco más profesionales, que busquen algo más parecido a la competición.
A pesar de lo que ambas plataformas ofrecen a los usuarios, vale la pena adquirirlas y estar al pendiente de cualquier actualización que anuncien los desarrolladores, ya que estos se encuentran trabajando constantemente para mejorar y sus productos y satisfacer las necesidades de los usuarios.

Español